Seleccionar página

Prevención en camilla, no aceleres con el semáforo en ambar

Me gustaría hablar sobre la prevención en camilla. En muchas ocasiones cuando se habla de prevención nos viene a la cabeza miles y miles de ejercicios realizados por el deportista en el gimnasio o incluso en el terreno de juego. Por supuesto, tengo confianza plena en ellos y creo que son la parte crucial de la prevención de lesiones en deportes como el fútbol, cuando están bien hechos, claro.

Sin embargo, a raíz de una espectacular ponencia del fisioterapeuta Rubén Pons, empecé a comprender que la prevención no es solo tema de gimnasio y campo sino que, los fisioterapeutas, podemos ayudar a prevenir lesiones desde nuestro más preciado lugar de trabajo, la camilla.

Vamos a comentar la diapositiva que tenemos en la imagen e iremos avanzando sobre ella.

1. Nuestro jugador empieza fitness, sin ningún problema, pretemporada correcta y primeros partidos de liga perfectos, sin ninguna alteración y todo parece indicar que va a ser una excelente temporada para el chaval. Hasta aquí todo perfecto.

2. SIN EMBARGO, llega un día que acaba el partido con rigidez/contractura/acortamiento/dolor (llamarlo como queráis) de psoas ilíaco y se encienden las alarmas del jugador, de la enfermería, del míster, etc. EL SEMÁFORO SE ACABA DE PONER EN ÁMBAR.

3. Pero claro, el dolor NO imposibilita jugar, con algo de molestia que «no le hacemos mucho caso» y seguimos para bingo. Además, si el jugador dice que él puede jugar y se lo dice al míster, jugará te pongas como te pongas.

Y por supuesto, juega el siguiente partido, con esa rigidez de psoas generando compensaciones/alteraciones/debilidad (como queráis) de Glúteo Mayor, por ejemplo. NO HAY DRAMA, EL SEMÁFORO SIGUE EN ÁMBAR.

4. Siguiente partido….BINGO! Rotura de bíceps femoral, el gran enemigo de los futbolistas. Ahora ya no hay semáforo en ámbar, de repente el SEMÁFORO ESTÁ EN ROJO. Ahora no puedes pasar, ya no puedes «no hacerle caso», ya no puedes “yo puedo jugar”. Ahora toca trabajo «típico» de rehabilitación, seguramente sin ni siquiera mirar el psoas (ponemos psoas como ej.)

6. Tratamos el bíceps femoral con el protocolo o variaciones que queráis, ese bíceps femoral se va a recuperar clínicamente en 2/3/4 semanas y el jugador va a estar “preparado” para jugar. Pero como no hemos mirado el psoas, EL SEMÁFORO SOLO SE PONE EN ÁMBAR, y el deportista ya puede jugar, quizás con algo de molestia, pero no le damos importancia y…alta deportiva.

Y entonces viene la pregunta que todos sabemos contestar pero ninguno la queremos ver. ¿si el semáforo está en ámbar, que viene después, rojo o verde?. Si el SEMÁFORO ESTÁ EN ÁMBAR quiere decir que se va a poner en ROJO!!! y claro, semáforo en ROJO es REINJURY.  Lo típico vaya.

7. Tenemos dos opciones, o ir a mirar el psoas y conseguir que el SEMÁFORO se ponga en VERDE, o seguir con el SEMÁFARO EN ÁMBAR todas las reinjuries que queramos.

REFLEXIÓN FINAL: cuando conducimos nuestro coche por la ciudad, y el SEMÁFORO se pone en ÁMBAR, la mayoría de nosotros ACELERAMOS, es decir, «molesta un poco pero puede jugar», cuando TODOS NOSOTROS sabemos que deberíamos FRENAR y esperar que se ponga en VERDE.

Por tanto, cuando estamos en la camilla con nuestro futbolista y nos damos cuenta de que el semáforo está en ámbar. Debemos de buscar la forma de que ese semáforo se ponga en verde, y eso es hacer prevención de lesiones en camilla.

Dirección General de Fisios, SÍ podemos prevenir por Ti

Tú decides, ser un buen conductor (fisio) y FRENAR si el SEMÁFORO está en ÁMBAR

O ser un mal conductor, ACELERAR si está en ÁMBAR y tener un ACCIDENTE (lesión muscular) en el siguiente cruce.

Reivindico la PREVENCIÓN EN CAMILLA, si somos capaces de detectar el ÁMBAR, FRENAR Y ESPERAR (TRABAJAR) AL VERDE estamos haciendo una prevención en camilla ESPECTACULAR.

Fibrolisis Instrumental Miofascial: Más allá del gancheo

Autores: Ramon Aiguadé, Luis Llurda, Tito Pampín

La técnica de Fibrolisis fue creada por el fisioterapeuta sueco Kurt Ekman y desarrollada en los años posteriores a la 2ª Guerra Mundial especialmente a partir del 1972. Ekman, era discípulo de J. Cyriax (1904-1985) y trabajaba con él en Londres. La técnica de fibrolisis es una evolución de las técnicas de Fricción Transversal Profunda (FTP). Pequeños depósitos cristalizados úricos y cálcicos se depositan en los tejidos  siendo difícilmente palpables con la mano aunque normalmente se pueden percibir con el gancho. Pueden provocar procesos inflamatorios y disminuir la movilidad ya que impiden el correcto deslizamiento de planos acarreando dolor e impotencia funcional.

El objetivo de la técnica es liberar, disminuir o romper estas adherencias a través de unos ganchos que se adaptan a la piel pero sin traspasarla.

Los materiales han ido evolucionando a lo largo de los años  habiendo sido de madera, cuerno de animal, latón, plástico, fibra de vidrio, aluminio, acero inoxidable..

La técnica se introdujo en España de la mano de dos fisioterapeutas y osteópatas belgas: Jean Burnotte y Pierre Duby que introdujeron la técnica en diversos países de Europa y realizaron las primeras investigaciones científicas sobre la técnica creando en 1984 el G.E.R.F.D. (Groupe d’Enseignement et de Recherche en Fibrolyse Diacutanée). Sus formaciones en España se realizaron sobretodo vinculadas a escuelas de osteopatía y posteriormente en la Universidad de Zaragoza entre otros.

Luc Destrée y Burnotte fueron discípulos de Ekmann y enseñaron la técnica en diversos países como Portugal, Italia, Bélgica o España.

Las técnicas de Fibrolisis se hicieron famosas en su momento por 3 tratamientos en los que se obtenía excelentes resultados: la fascitis plantar, la epicondilitis/epicondilalgia y las occipitalgias de Arnold. En la actualidad, se utilizan en muchas patologías del aparato locomotor como las condropatías rotulianas, los problemas del TFL, las tendinitis/tendinosis Aquíleas, problemas de isquiotibiales de diferente tipo…

La técnica se ha integrado ampliamente en la práctica clínica del fisioterapeuta y son muchos los equipos deportivos de élite que la utilizan en disciplinas tan variadas como el fútbol, el básquet o el atletismo y contrariamente a lo que se podría pensar dan mayor precisión y calidad en el tratamiento permitiendo llegar a estructuras que difícilmente podrían alcanzarse sino fuera con un gancho, proporcionando además una mayor eficacia de la técnica.

Figura: Recorte del diario MARCA, con el fisioterapeuta extremeño Joaquín Juan, tratando al jugador de la NBA, Pau Gasol.



Fibrolisis Instrumental Miofascial FIM

La FIM se concibe como una evolución de la técnica adaptada a la realidad de la fisioterapia moderna con un planteamiento al mismo tiempo biomecánico pero también relacionándolo con los conceptos actuales de regeneración de tejidos con un profundo y singular conocimiento de la anatomía palpatoria y de la técnica.

– Fibrolisis: Romper fibras, romper fibrosis a través de la piel, obviamente sin traspasarla

– Instrumental: Porque en nuestro caso utilizamos unos instrumentos formados por 3 ganchos distintos con distintas curvaturas para adaptarse a todas las regiones del cuerpo humano así como a las distintas morfologías de pacientes.

– Miofascial: El tejido al que nos dirigimos. El tejido miofascial está en todo el cuerpo humano y recubre la mayoría de las estructuras anatómicas que tratamos los fisioterapeutas y otras estructuras relacionadas.

Así pues, la técnica de FIM la podríamos definir como la realización de una ruptura de fibras (fibrolisis) mediante unos instrumentos (ganchos) con la finalidad de devolver al sistema miofascial su rango de movilidad normal mejorando así el movimiento, el dolor y otros aspectos clínicos relacionados sin traspasar la piel.

Dado que vamos a actuar sobre el tejido miofascial debemos entender que el tejido miofascial de mala calidad va a condicionar el éxito del tratamiento. Así, pacientes que no practiquen deporte, que no tengan un buen estado nutricional y de hidratación, que tengan hábitos tóxicos como el tabaco o el alcohol, el uso de drogas, no dormir las horas suficientes… pueden condicionar sobremanera el éxito del tratamiento.

Técnicas de Fibrolisis

Cuando hablamos de Fibrolisis o Ganchos, a todos nos viene a la cabeza la técnica de Gancheo. Poir supuesto es la más efectiva y la que siempre debemos buscar. No obstante, existen muchas otras técnicas que nos ayudana preparar los tejidos para poder realizar un gancheo óptimo o in cluso según cual sea el objetivo del tratamiento ser las técnicas principales a desarrollar.

Las técnicas de fibrolisis son:

1. Rascado

2. Rascado en estrella

3. Longitudinal exploratoria

4. Bombeo

5. Bombeo en estrella

6. Transversal

7. Longitudinal

8. Movilización articular

9. Gancheo

10. Active Crash

11. Variantes: Abridor, palanca…

En un post posterior os explicaremos cada una de estas técnicas.

Recordaros que nuestros ganchos son un producto sanitario reconocido como Medical Device en toda Europa y este es un valor añadido a nuestros cursos. Son de acero inoxidable con lo cual son fáciles de higienizar y sobretodo muy duraderos en el tiempo en un uso normal.

Si quieres más información sobre nuestros cursos de ganchos consúltanos en:

secretaria@fisioformacion.com

www.fisioformacion.com